top of page

Tres poemas de Emily Dickinson

Actualizado: 7 mar 2021




Aprendemos el agua de la sed

y de la travesía de los mares la tierra,

el arrebato de la angustia

y la paz del recuento de batallas,

el amor de su hueco memorioso,

de la nieve los pájaros.


 

Sobreviví la noche de algún modo secreto

y entro en el día.

Le basta al que está a salvo saber que fue salvado

aunque no sepa el cómo.


Tomo, pues, mi lugar entre los vivos,

como quien deja que lo lleven,

candidata al azar de la mañana

pero citada con los muertos.


 

Para llevarnos a lejanas tierras

un libro es la mejor fragata

y el mejor corcel una página

de saltarina poesía.

El más pobre puede hacer este viaje

sin peaje opresor.

¡Qué frugal la carroza

que lleva al alma!


 

Versiones de José Manuel Arango

41 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Suscríbete a nuestro blog

¡Gracias por suscribirte a nuestro blog!

Recibirás un correo electrónico de bienvenida: recuerda guardarlo en tu bandeja principal para que no te pierdas de nuestro contenido.

bottom of page